Si te has planteado en poner césped artificial, seguro que has visto una gran variedad de modelos.

Existe una gran variedad de longitud de briznas, colores y materiales.

El color de césped no tiene absolutamente nada que ver con la calidad.

Elegir un color u otro ira depende de nuestros gustos o los elementos que hayan alrededor.

Por ejemplo puedes  elegir un césped artificial con colores parecidos a la vegetación de alrededor.

O jugar un poco con los tonos y elegir un césped más claro para darle más luz y que parezca más grande nuestro jardín.

Se suele decir que el sol es un gran enemigo del césped artificial, ya que este se puede comer el color, o que al ser de plástico si sube la temperatura lo puede estropear.

Pero esto no es cierto, los céspedes de hoy en día están hechos de un material muy bueno que no absorbe apenas calor.

Si que se recomienda mojarlos en verano para su uso mas cómodo y bajar un poco la temperatura.

También es cierto que el color puede influenciar un poco, ya que como es sabido, un color más oscuro absorbe más calor que un color más claro.

Una gran ventaja de esto es que podemos ajustar los tonos completamente a nuestro gusto y necesidades.

Por ejemplo si es una zona con mucho sol será recomendable no usar un césped muy oscuro.

Aunque como lo dicho anteriormente, si el césped es de buena calidad no habrá problemas de temperatura.

Al igual que el color, el color no se deteriora por el sol siempre y cuando la calidad del césped artificial sea de calidad.

Por lo tanto siempre es preferible apostar por un material de calidad.

Creado y Diseñado por CtrlInnova

Pin It on Pinterest

Share This